miércoles, 26 de diciembre de 2012

La OMPI convoca Conferencia Diplomática para adoptar un Tratado sobre límites al derecho de autor en favor de los discapacitados visuales


El pasado día 18 la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual convocó, en Asamblea General, una Conferencia Diplomática para junio del próximo año, cuyo mandato principal es negociar y adoptar un Tratado en el que se regulen los límites y excepciones al Derecho de autor para facilitar el acceso a obras protegidas a millones de ciegos y discapacitados visuales.

Actualmente sólo algunos países prevén limitaciones específicas en su legislación en favor de discapacitados visuales, limitándose la mayoría a establecer excepciones al Derecho de autor que benefician a personas discapacitas en general, sin especificar el tipo de minusvalía (así, por ejemplo, nuestro artículo 31 bis, apartado 2º TRLPI). En el plano internacional, el vacío jurídico es aún mayor, puesto que ningún Tratado contempla este tipo de límites. Con este proyecto, se calcula que alrededor de 300 millones de ciegos o personas con discapacidad visual saldrán beneficiados en todo el mundo, y de forma especial, aquellos que habitan en los países menos desarrollados. El futuro Tratado pretende así hacer efectivos para este colectivo los derechos de no discriminación, igualdad de oportunidades, accesibilidad, participación e inclusión plena y efectiva en la sociedad, proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

El texto del proyecto impone a los Estados firmantes la obligación de facilitar a los discapacitados visuales la disponibilidad de obras en formato accesible, lo que implica una limitación de los derechos de reproducción, distribución, interpretación, traducción y puesta a disposición del público de los titulares (cfr. artículo C del Proyecto).  La conversión de las obras en formato accesible (Braille, imprentas grandes, formatos de audio y otros) será llevada a cabo por entidades autorizadas, que deberán suministrar los ejemplares a los beneficiarios, así como facilitar el intercambio de obras con entidades de otros países. La forma en que ese intercambio tenga lugar, así como el establecimiento de parámetros que permitan determinar qué se entiende por distribución de las obras <<a precio razonable>> en los diferentes países, son puntos que han de ser discutidos en la Conferencia del próximo junio.



Visite nuestra página web: http://www.elzaburu.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario