martes, 16 de abril de 2013

El Tribunal de Justicia valida la Decisión que autoriza la cooperación reforzada para el establecimiento de la patente unitaria

El Tribunal de Justicia ha decidido esta mañana, 16 de abril de 2013desestimar completamente todos los motivos de nulidad invocados por España y por Italia respecto a la Decisión del Consejo de 10 de marzo de 2011 por la que se autoriza una cooperación reforzada en el ámbito de la creación de protección mediante una patente unitaria. Cuatro meses después de la publicación de las Conclusiones del Abogado General Bot, el Tribunal ha seguido al pie de la letra su propuesta.



La Decisión de 10 de marzo de 2011 posibilitó la adopción del Reglamento (UE) nº 1257/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2012, por el que se establece una cooperación reforzada en el ámbito de la creación de una protección unitaria mediante patente, así como del Reglamento (UE) nº 1260/2012 del Consejo, de 17 de diciembre de 2012, por el que se establece una cooperación reforzada en el ámbito de la creación de una protección unitaria mediante patente en lo que atañe a las disposiciones sobre traducción. España ha impugnado ambos Reglamentos a finales de marzo de 2013 (asuntos C-146/13 y C-147/13), con lo que la decisión final sobre esta ya larga saga no se conocerá hasta primeros de 2015.

La Sentencia de 16 de abril de 2013 es relevante porque, entre otras cosas:

a) interpreta por primera vez el concepto de "cooperación reforzada" contenido en los artículos 20 del Tratado de la Unión Europea y 326 a 334 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea vinculándolo no tanto a la integración cuanto a la superación del requisito de unanimidad, 

b) establece que la creación de títulos europeos de propiedad industrial e intelectual se integra en el ámbito del mercado interior y no en de la libre competencia, 

c) considera que la condición "ámbito de competencias no exclusivas" es condición necesaria y suficiente para el establecimiento de la cooperación reforzada, 

d) reconoce un amplísimo margen de apreciación política al Consejo para determinar cuándo se está ante un "último recurso" en el sentido del artículo 20 del Tratado de la Unión Europea, 

e) reitera que un acto de las instituciones sólo incurre en desviación de poder cuando existen indicios objetivos, pertinentes y concordantes de que dicho acto ha sido adoptado exclusivamente o, al menos, de modo determinante para alcanzar fines distintos de aquellos para los que se ha conferido la facultad de que se trate o para eludir un procedimiento específicamente establecido por los Tratados para hacer frente a las circunstancias del caso, 

f) anticipa -cuestión ésta muy interesante para los recursos recién presentados- que probablemente la utilización del artículo 118 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y el artículo 142 del Convenio sobre Concesión de Patentes Europeas son incompatibles entre sí en la medida en que en el primero el protagonista es la Unión Europea y en el segundo los Estados miembros, 

g) bendice el método "acumulativo" de integración según el cual una integración territorialmente parcial es mejor que la no integración, 

h) infiere que si es posible la cooperación reforzada en esta materia tiene que ser también posible la creación de títulos europeos de propiedad industrial e intelectual que no comprendan todo el territorio de la Unión y que integren tan sólo a un número de Estados miembros excluyendo a otros y que ello no perjudica ni al mercado interior ni distorsiona la libre competencia.

y i) concluye que ni España ni Italia han visto en este procedimiento vulneradas sus competencias, sus derechos o sus obligaciones.



Visite nuestra página web: http://www.elzaburu.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario