lunes, 30 de septiembre de 2013

Los registros de marcas nacionales se mantienen en España


La Oficina Española de Patentes y Marcas ha hecho público recientemente su Memoria de Actividades 2012. Sorprende constatar que pese al empuje de la marca comunitaria y  aunque la situación económica en España ha atravesado por momentos delicados, el número de solicitudes de marca presentados sigue siendo considerable.

En concreto, el número de solicitudes de marcas españolas fue de 44.029 (en sistema multiclase), lo que prácticamente iguala la cifra alcanzada en 2011, cuando el número fue de 44.116. En lo que vamos de ejercicio. la tendencia es similar, con 30.487 solicitudes hasta finales de agosto. Aunque los tiempos en que las solicitudes superaban las ochenta mil (2000) quedan lejos, en estos últimos años se observa una frenada en la caída y un repunte hacia la recuperación.

2009
201
2011
2012
42.437
43.364
44.116
44.029

En ello está quizá influyendo la creciente confianza en el futuro de la economía española (queremos creer) pero también las incógnitas que ha generado la jurisprudencial del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (caso OMEL C-149/11). Según cual sea la perspectiva que se adopte bien podría interpretarse que el uso de una marca comunitaria en un solo Estado de la UE podría no ser suficiente a efectos de una acción de caducidad. Esta sentencia cambia el criterio anterior y puede suscitar un interés en titulares de marcas comunitarias que decidan asegurar su protección mediante la cobertura complementaria a través de marcas nacionales. Lo mismo puede ocurrir respecto a las renovaciones de marcas españolas.

La OEPM también hizo públicos datos sobre delitos contra la Propiedad Industrial e Intelectual. En concreto, la policía española y la guardia civil incautaron casi 9 millones de objetos falsificados cuyo valor se estimaba en más de 694 millones de euros. Hubo 2.348 intervenciones y se detuvieron e imputaron a 2.101 personas. Por sectores, el más perjudicado fue el audiovisual, seguido de la electrónica, maquinaria y juguetes. Como dato positivo, los delitos desminuyeron un 31% respecto al año anterior.

También accesible en inglés en World Trademark Review


Autor: Luis Soriano 

Visite nuestra página web: http://www.elzaburu.es/


martes, 10 de septiembre de 2013

China ha adoptado su nueva Ley de Marcas


El pasado 30 de agosto de 2013 el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, la máxima legislatura de China, ha aprobado la tercera modificación de la Ley de Marcas. La nueva Ley entrará en vigor el 1 de mayo de 2014. 


Entre los cambios importantes se incluyen los siguientes: 

Procedimiento más rápido: según la antigua ley, no existía un plazo para la tramitación de una solicitud, oposición, cancelación o disputa, lo que hacía el procedimiento demasiado lento. La ley se ha modificado estableciendo un plazo de entre 9 y 12 meses para cada procedimiento con la posibilidad de realizar una extensión de 6 o 12 meses.

Marcas sonoras y otros elementos no tradicionales: con la nueva Ley será posible registrar una marca sonora así como otras marcas no tradicionales, si bien éstas no han sido mencionadas en la modificación.

Solicitudes para varias clases: hasta ahora los solicitantes de marcas en China tenían que presentar una solicitud para cada clase aunque se tratara de la misma marca. Con la modificación, China se une a los demás países, como España, que permiten incluir varias clases en una única solicitud.

Solicitudes electrónicas: las solicitudes electrónicas ahora son posibles pero solo a una escala limitada. La modificación de la Ley reconoce las solicitudes electrónicas como solicitudes aceptables y también permitirá la presentación electrónica de todo tipo de documentos relacionados con una solicitud.

Etiquetas “Well-known trademark”: desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Marcas, los fabricantes y los comerciantes no podrán etiquetar sus productos como marcas notorias en ningún tipo de actividad comercial. En caso de incumplimiento, el fabricante / comerciante podría ser sancionado con una multa de RMB 100.000 (unos 12.500 euros).

Nueva causa para impugnar solicitudes de mala fe: de acuerdo con las modificaciones introducidas, si un solicitante de marca ha tenido una relación contractual, comercial o de otro tipo con el dueño de una marca anterior idéntica o similar y ha tenido conocimiento de la marca anterior, las marcas del solicitante no se podrán registrar para productos idénticos o similares a aquellos para los que se había utilizado la marca anterior.