viernes, 10 de enero de 2014

La excepción de copia privada no puede aplicarse a las reproducciones obtenidas a partir de fuentes ilícitas



El Abogado General Pedro Cruz Villalón presentó ayer, 9 de enero, sus conclusiones en un asunto en el que, de nuevo, se demanda una mayor concreción del ámbito de aplicación de la excepción contenida en el artículo 5.2.b) de la Directiva 2001/29, el llamado límite de "copia privada" (caso C-435/12) (en francés).

La demandada en el litigio principal es la Stichting de Thuiskopie, entidad neerlandesa encargada de la recaudación y reparto de la compensación equitativa derivada de la copia privada prevista en el citado artículo de la Directiva. Las demandantes son varias compañías dedicadas a la fabricación e importación de soportes destinados a la reproducción de obras y, por tanto, obligadas al pago de la compensación.

La cuestión principal objeto del litigio, y que se plantea ante el Tribunal de Justicia en forma de cuestión prejudicial es si la excepción del artículo 5.2.b) de la Directiva es susceptible de aplicarse también a las copias de obras obtenidas a partir de fuentes ilícitas y si, en consecuencia, estas copias deben ser computadas a la hora de calcular la compensación que han de recibir los titulares de derechos. A diferencia de otras legislaciones, como la española, la Ley neerlandesa de Derecho de Autor no especifica que la excepción haya de aplicarse únicamente a las reproducciones de obras a las que se haya accedido de forma legal. Tampoco hace esta distinción el texto de la Directiva.

La entidad de gestión neerlandesa considera, en lo fundamental, que no existiendo medidas tecnológicas eficaces que impidan la reproducción de las obras, la remuneración equitativa prevista para los titulares de derechos por la realización de copias privadas debería contabilizar también las llevadas a cabo a partir de fuentes a las que no se ha accedido legalmente, en especial a través de Internet. De esta manera se conseguiría indemnizar de forma real y eficaz el perjuicio sufrido por los titulares de derechos como consecuencia de la puesta a disposición masiva de obras en la red.

La opinión del Abogado General apunta, sin embargo, en una dirección opuesta. Tal y como afirma Pedro Cruz Villalón, sin perjuicio de que una reglamentación como la que propone la entidad demandada pudiera llegar a constituir una respuesta legítima y adecuada a las violaciones al derecho de autor en Internet, resulta indiscutible que el fundamento de la excepción de la copia privada no es el de indemnizar los daños producidos a los titulares por este tipo de piratería. 

La copia privada, como excepción a los derechos de autor debe ser interpretada conforme a la regla de los tres pasos contenida en el artículo 5.5 de la Directiva y, en consecuencia, ha de ser objeto de una interpretación estricta. No cabe, pues, por esta vía, ampliar el ámbito de aplicación de la excepción a las copias ilícitas, pues ello supondría legalizar una práctica que, desde cualquier punto de vista, es ilícita, por mucho que permitiera a los titulares obtener una compensación posterior. De ello se deriva irremediablemente que la compensación por copia privada ha de tener en cuenta únicamente las reproducciones llevadas a cabo a partir de obras a las que se haya accedido legalmente.

Resultan interesantes también estas conclusiones, en lo que a España atañe, porque en ellas se cuestiona nuevamente el nuevo sistema implantado por el Real Decreto 1657/2012, de 7 de diciembre, por el que se establece un sistema de compensación equitativa con cargo a los presupuestos generales del Estado. Tal y como afirma el Abogado general en el Considerando 43 de las Conclusiones, la compensación ha de estar financiada por quien causa el perjuicio, esto es, por las personas físicas que realizan las copias para su uso privado. Parece evidente que un sistema como el nuestro encaja con dificultades dentro de esta línea interpretativa. 



Autor: Patricia Mariscal

Visite nuestra página web: http://www.elzaburu.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario