jueves, 6 de febrero de 2014

José Emilio Pacheco y el copyleft


Se nos mueren los poetas y se nos muere el derecho de autor. Lo primero, en el caso del mexicano y Premio Cervantes José Emilio Pacheco, es una triste realidad. Lo segundo, ya se comprende, no es más que una licencia poética ante los derroteros que van tomando algunas reformas legislativas en propiedad intelectual.

Fotografía de Gustavo Benítez
Vía Wikimedia
Como un testimonial homenaje hacia el poeta que acaba de fallecer propongo el rescate de unos versos que entroncan -es un decir- con algunos de los movimientos más proclives a la negación del derecho de autor en Internet, aquellos que postulan la navegación libre y sin cortapisas de obras a través de la red. Estas corrientes, no todas reprobables, se asimilan en cierta medida a una vocación romántica al anonimato de la que se hacen eco algunos poetas. Manuel Machado recordaba que hasta que el pueblo las canta "las coplas, coplas no son", para añadir inmediatamente: "Y cuando las canta el pueblo, ya nadie sabe el autor". Pues bien mucho tiempo después, José Emilio Pacheco retoma la misma idea con estos sentidos versos:


"Y yo quisiera como el maestro español
que la poesía fuese anónima ya que es colectiva
(a eso tienden mis versos y mis versiones).
Posiblemente usted me dará la razón.
Usted que ha leído y no me conoce.
No nos veremos nunca pero somos amigos.
Si le gustaron mis versos
que más da que sean míos/de otro/de nadie.
En realidad los poemas que leyó son de usted:
Usted, su autor, que los inventa al leerlos."

Nadie pensaría, claro está, que el poeta nos está regalando su obra, pero revelan una generosidad de espíritu de la que bien podemos dejar constancia con ocasión de su muerte.



Visite nuestra página web: http://www.elzaburu.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario