jueves, 12 de junio de 2014

Nuevo criterio de la OAMI sobre pruebas adicionales presentadas fuera de plazo

El día 2 de junio la OAMI ha modificado las Directrices relativas a los procedimientos de oposición, para reflejar un cambio de jurisprudencia determinado por dos sentencias del Tribunal de Justicia dictadas en el segundo semestre de 2013. En concreto, se ha adaptado la parte C, secciones 1 (aspectos procesales) y 6 (prueba de uso). Desde ese mismo día, la OAMI está aplicando este nuevo criterio en todos los casos en los que todavía no existe decisión.

Se trata de las sentencias de 18 de julio de 2013, en el asunto C-621/11P, «Fishbone» y de 26 de septiembre de 2013, en el asunto C-610/11P, «Centrotherm», que admiten la validez de pruebas de uso presentadas con posterioridad al plazo otorgado al oponente para ello (es decir, el plazo de presentación de pruebas de uso según la regla 22 del Reglamento de Ejecución), si se cumplen determinadas condiciones.

Estas condiciones son dos: 

  1. - Que en el plazo que se le dio al oponente para presentar la prueba de uso, se presentó alguna prueba, y esa prueba era de algún modo relevante.
  2. .- Que el oponente no está dilatando el procedimiento de forma manifiesta, ni actuando con evidente negligencia.


Ambas sentencias perfilan y dan continuidad a otras anteriores del Tribunal de Justicia como la de 13 de marzo de 2007, OAMI/Kaul (C-29/05 P) que daclaraba que “la toma en consideración por la OAMI de hechos o pruebas presentados extemporáneamente, cuando haya de pronunciarse en el marco de un procedimiento de oposición, puede justificarse, en particular, cuando ésta considere, por un lado, que los elementos presentados extemporáneamente pueden en un primer momento ser realmente pertinentes por lo que respecta al resultado de la oposición formulada ante ella y, por otro lado, que la fase del procedimiento en la que se produce dicha presentación extemporánea y las circunstancias que la rodean no se oponen a esa toma en consideración” (apdo 44 de la citada sentencia)

Las facultades discrecionales de la OAMI para que pueda tomar en consideración pruebas presentadas extemporáneamente se amplían salvo que, como indica esta jurisprudencia, no se haya presentado nada relevante en el plazo debido, o existan negligencia o prácticas dilatorias abusivas. En ningún caso la OAMI está obligada a tener en consideración esas pruebas, sino que puede ejercer su discrecionalidad y apreciar si podrían ser admisibles bajo estas condiciones. En caso de no admitirlas por su extemporaneidad debe fundamentar su decisión razonadamente.

Esta práctica es aplicable, además de a los procedimientos de oposición, a los de caducidad y nulidad (de hecho, el caso Centrotherm partió de una solicitud de caducidad).

Un aspecto mejorable es, sin duda, la necesidad de garantizar los medios de defensa de la parte contraria, donde la OAMI no parece haber tomado aún la iniciativa. Concretamente, en el punto 4.5.1 de las Directrices se ha añadido a este respecto simplemente la frase: “if necessary, a second round of observations will be granted”. 

No parece fácil imaginar un procedimiento en el que una parte presente pruebas fuera de plazo y a la parte contraria no se le otorgue el derecho a presentar sus observaciones, teniendo que esperar a lo que decida la OAMI. Es cierto que la ausencia de réplica de contrario no determina que se acepte la prueba como suficiente (sentencia de 7 de junio de 2005, T-303/03, ‘Salvita’, párrafo 79), y ello es tranquilizador, pero animamos a que la OAMI deje constancia en las Directrices que sí dará turno de réplica a esas pruebas extemporáneas. No se van a dar pocos casos, y parece una cuestión importante.



Visite nuestra página web: http://www.elzaburu.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario