martes, 2 de diciembre de 2014

Las patentes esenciales para una norma pierden terreno

Las recientes conclusiones del Abogado General en el caso Huawei v ZTE (C-170/13) suponen una ruptura con los criterios restrictivos establecidos por el Tribunal Supremo Alemán (BGH) en el asunto Orange Book (traducción al inglés de la sentencia) relativo al encaje de las patentes esenciales para una norma con el derecho de la competencia. Representan así mismo un apoyo a la posición mantenida por la Comisión Europea, que se ha mostrado siempre muy crítica con la resolución Orange Book.

El Abogado General inaplica las normas establecidas por el BGH en el asunto Orange Book, porque esa controversia giraba alrededor de una norma de facto mientras que la patente objeto de las actuaciones afecta a una norma acordada en un proceso de estandarización realizado por el European Telecommunications Standards Institute en el que habían participado Huawei y ZTE. De hecho, Huawei había accedido a conceder a terceros una licencia en condiciones equitativas, razonables y no discriminatorias (FRAND en sus siglas inglesas)

El BGH sostenía que la solicitud de cese por parte del titular de una patente que goza de una posición dominante, sólo se podría considerar abusiva si el presunto infractor hubiera hecho una oferta incondicional y vinculante, sin que pudiera limitarse ésta a los casos en los que se hubiera probado la infracción de la patente.

El Abogado General, sin embargo, considera que es el titular de la patente el que está obligado a enviar un requerimiento previo advirtiendo sobre la presunta infracción y ofreciendo a su vez una licencia bajo condiciones FRAND de empleo habitual.

El presunto infractor estaría entonces facultado a presentar una contra-oferta, pudiendo el titular de la patente solicitar el cese a un tribunal sólo en el caso de que la contra-oferta pudiera considerarse banal o una mera táctica dilatoria. El presunto infractor se podría reservar asimismo el derecho a impugnar la validez de la patente y la existencia de la infracción.

Si el TJ decide finalmente aceptar la opinión del Abogado General, los derechos que disfrutaban los titulares de las patentes esenciales para normas bajo el “criterio Orange Book” se verán claramente restringidos. 


Autor: Colm Ahern

Visite nuestra página web: http://www.elzaburu.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario